Crisoprasa

Bienvenidos! Hoy vamos a ver brevemente y por encima la Crisoprasa, una piedra de la que poco se habla, ya que suele tener una denominación más común y como la conoce la gran mayoría de gente.

El ópalo azul es también conocido como crisoprasa u ópalo azul de los Andes. Adquiere este color verde-azul (Ver más piedras verdes) debido a su predominio de cobre. Como todos los demás ópalos, tiene un sistema cristalino amorfo. Puedes trabajar en el quinto y sexto chakra.

Índice()

    Propiedades de la crisoprasa

    Si te interesa conocer todo lo que la crisoprasa u ópalo azul puede aportarte a nivel espiritual, continua leyendo:

    crisoprasa propiedades y usos

    Beneficios para el espíritu


    El crisópodo es una piedra perfecta desde el punto de vista espiritual. Esto se debe a que ayuda a mantener el contacto con este plan del ser humano a menudo subestimado u olvidado. También promueve el entusiasmo, pero también el deseo de crecimiento y de nuevas experiencias. Nos enseña a ver las cosas hermosas que nos rodean.

    Beneficios para la mente


    Desde un punto de vista mental se considera una piedra que proporciona apoyo durante los períodos de luto. Promueve el sentimiento de estar libre de imposiciones externas, aleja la angustia. Ayuda a encontrar dentro de sí mismo la fuerza para seguir adelante a pesar de los problemas.

    Beneficios para el cuerpo


    Esta no es una piedra particularmente física. En cualquier caso, hay algunos beneficios que se pueden obtener de ello. Por ejemplo, se dice que funciona en el hígado y los riñones y también ayuda a bajar la fiebre.

    Cómo podemos usar la crisoprasa

    • Promueve el crecimiento espiritual
      Es difícil encontrar el ópalo azul de los Andes montado en un colgante o pulsera. Por lo general, la opción más común es guardarla en el bolsillo o en una bolsa de fibra natural para colgarla alrededor del cuello. Pueden dormir juntos en ella y ponerla en la almohada. También es excelente en meditación o durante tratamientos de Reiki.
    • Cómo limpiarlo y tratarlo
      El crisopal es una piedra que ama mucho el contacto con el agua. Así que puedes dejarlo sumergido durante mucho tiempo. Sin embargo, no le gusta en absoluto el sol, lo que hace que sus colores se extingan mucho más. No utilice sal para la limpieza. Cuando quieras recargarlo usa Reiki o la llama púrpura, de lo contrario puedes dejarlo reposar sobre un cristal de roca o un drusa de amatista.

    Esperamos que os haya gustado la información que os hemos ofrecido sobre la crisoprasa. Si te ha gustado, quizá te guste conocer también más cosas sobre su gemelo, el ópalo verde.

    Subir

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de navegación y realizar tareas de analítica. Más información